CAUSAS DEL DESPIDO DISCIPLINARIO

Volver a Noticias

Hoy os traemos un artículo sobre las causas del despido disciplinario. Es un texto muy interesante, no solo por la información en sí, sino también para saber qué pautas de “no buen compartimiento” hay que tener en cuenta dentro de una empresa. Saber cuándo no estamos haciendo las cosas bien en nuestro puesto de trabajo y ser conscientes de que podemos ser sancionados, incluso con el despido.

¿Qué es el despido disciplinario? El artículo 54 del Estatuto de los trabajadores establece que “El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador”. Es decir, es la máxima sanción que puede darse por “decisión unilateral del empresario por la que da por finalizado el contrato de trabajo”. Se tendrá la capacidad de sancionar a los trabajadores, de acuerdo con la gravedad de las faltas y las sanciones establecidas en el Estatuto de los Trabajadores o en el Convenio colectivo.

¿Cuáles son estas causas?

1. Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad. 
Deben ser los convenios colectivos quienes establezcan, en su catálogo de infracciones y sanciones, el número de faltas de asistencia o puntualidad.

El Tribunal Supremo, establece que las faltas de asistencia y puntualidad no son en sí misma causa de despido. Habría que hacer un estudio de cada caso individual, atendiendo al momento en que se ha producido, efectos que causan y teniendo en cuenta el factor humano.

2. La indisciplina o la desobediencia en el trabajo.

3. Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa. Pudiendo ser insultos, amenazas o chantajes.

4. La transgresión de la buena fe contractual.
 Esto se produce cuando el trabajador viola los deberes de fidelidad, causa deslealtad o abuso de confianza. Podrían ser ejemplos las apropiaciones de materiales, de dinero, de fórmulas maestras…

5. La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento
Debe existir voluntariedad e intencionalidad.

6. La embriaguez habitual o toxicomanía.
 Aquella que no es esporádica ni ocasional, y que repercute negativamente en el trabajo, en las relaciones con los miembros de la empresa o simplemente que atenta contra el prestigio de la empresa.

7. El acoso que atente contra la dignidad de las personas.