ERE Y ERTE EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Volver a Noticias
En estos momentos tan confusos, los términos ERE y ERTE están a la orden del día. Debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, muchos son los trabajadores que ven incierto su futuro laboral.

Os traemos un artículo donde vamos a ver, de forma sencilla, las diferencias más significativas entre ERE y ERTE. Esperamos que os sirva de ayuda.

Tanto el ERE como el ERTE están regulados por el Estatuto de los Trabajadores. El ERE provoca despidos firmes, y el ERTE se trata de suspensiones temporales de los contratos de trabajo. Digamos, para que nos entendamos, con un ERE los trabajadores de una empresa se “van a la calle”, y con un ERTE se “van a su casa”.

ERE
  • Las siglas hacen referencia a Expediente de Regulación de Empleo.
  • Sus consecuencias son irrevocables.
  • Deben existir unas series de circunstancias como causas económicas, técnicas, organizativas o de fuerza mayor para poder aplicarlo.
  • Hay que tener en cuenta el número de trabajadores de la empresa.
  • Existe una indemnización y derecho a su prestación por desempleo de forma completa.
ERTE
  • Las siglas hacen referencia a Expediente de Regulación Temporal de Empleo.
  • Sus consecuencias son por un periodo de tiempo determinado.
  • Tienen que existir causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor para poder aplicarlo. En la situación actual provocada por el COVID-19, se trataría de una causa de fuerza mayor (no sería necesario un periodo de consulta entre empresa y trabajadores para que lleguen a un acuerdo).
  • La duración del ERTE no tiene límite de tiempo.
  • Para aplicar el ERTE no es necesario tener en cuenta el número de trabajadores de la empresa o el número de afectados como ocurre en un ERE.
  • No existe derecho a indemnización, dado que la relación laboral no ha terminado.
  • En los casos de trabajadores/as que se encuentren de baja laboral por incapacidad temporal, maternidad o paternidad, las medidas no les afectarán hasta que presenten el alta médica o finalice el periodo de maternidad o paternidad.

MEDIDAS COVID-19 SOBRE LOS ERTE

  • Los trabajadores podrán acceder a las prestaciones por desempleo aunque no tengan el mínimo de días cotizados que se exige para ello.
  • Durante el periodo del ERTE las empresas no deben pagar sus obligaciones de pago por cotizaciones. Las empresas se podrán acoger a la exención de pagar las cuotas de la Seguridad Social (La empresa, si tenía menos de 50 trabajadores de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020, está exonerada del abono de la aportación empresarial, incluida la cotización para desempleo, Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional. Si la empresa, a 29 de febrero de 2020, tenía 50 o más trabajadores de alta en la Seguridad Social, la exoneración de cuotas es del 75 % de la aportación empresarial correspondiente al período de suspensión o de reducción de jornada).
  • El Estado será el que pague las prestaciones por desempleo de todos los trabajadores que se vean afectados por el ERTE.

En el siguiente enlace podéis ver respuestas a posibles preguntas frecuentes laborales respecto a la situación COVID-19: